Cuidados básicos para tu colchón - Nix Bedding

Aunque en apariencia los colchones no se ensucian, su limpieza y mantenimiento son muy importantes, ya que se trata de piezas que están en contacto directo con nuestro cuerpo. Siguiendo unas sencillas normas de mantenimiento, haremos más duradera la vida de nuestro colchón.

  • AIREAR

Si cada día hacemos la cama nada más levantarnos, no dejamos transpirar al colchón y acumulará malos olores. Es conveniente dejar diariamente entre media y una hora la habitación ventilarse, sobre todo en temporadas de más calor donde nuestro cuerpo tiende a aumentar la sudoración.

  • LIMPIAR

Debemos usar periódicamente el aspirador para eliminar los restos de polvo y ácaros.

  • VOLTEAR

Teniendo en cuenta que no todas las partes del cuerpo pesan lo mismo, o que si dormimos en pareja no pesamos lo mismo que nuestro acompañante, es aconsejable voltear los colchones para evitar su deformación. Dar la vuelta dos o tres veces al año girando el colchón tanto de derecha a izquierda como de la cabeza a los pies (excepto en colchones de viscoelástica que solo hay que voltearlos de pies a cabeza, dado que solo tienen una cara para su uso.)

  • PROTEGER

Además de estas normas de higiene, es recomendable utilizar un protector para el colchón que permita transpirar al mismo, pero que a la vez sea impermeable para evitar posibles manchas al colchón.